Fisioterapia

Lesiones producidas al practicar esquí.

Porcentaje de frecuencia lesiones en el esquí

  • Lesiones de rodilla (37%): este tipo de dolencias son, con gran diferencia, las más frecuentes entre los practicantes de esquí.
  • Lesiones de hombro (12%): se producen generalmente al intentar frenar la caída con los brazos.
  • Lesiones de tronco (11%): lesiones en las costillas y en la columna vertebral; se trata de lesiones especialmente peligrosas ya que afectan a la columna vertebral pudiendo causar una parálisis permanente.
  • Lesiones de cadera y pelvis (11%).
  • “Pulgar del esquiador” (7%): se produce al caer sobre la mano que sujeta el bastón de esquí, de modo que el palo tuerce el pulgar y lo lesiona.
  • Lesiones de cabeza y cara (6%): aunque afortunadamente no son frecuentes, las más graves pueden tener importantes consecuencias, por eso es tan importante utilizar casco y gafas de protección.
  • Lesiones de muñeca (3%): se producen, de modo similar a lo que ocurre con las lesiones de hombro, al poner instintivamente las manos delante del cuerpo para evitar una caída.

Lesiones de mano

En la mano, la lesión más frecuente es el llamado “pulgar del esquiador”. Se produce por caídas en que el dedo sufre un movimiento lateral brusco, y consiste en una ruptura del ligamento interno que estabiliza la articulación del metacarpiano con la primera falange. Los síntomas inmediatos consisten en dolor en la zona de ruptura con hinchazón y movilización dolorosa del dedo. En las lesiones con ruptura completa el tratamiento es quirúrgico pues si no cura los movimientos de prensión entre pulgar y resto de dedos (coger una botella, levantar un peso, etc.) no podrán realizarse.

pulgar esquiador

Para una información más detallada consultar la página: Pulgar esquiador 

Lesiones en la muñeca

(es más común en la práctica del snowboard)

FRACTURA DE ESCAFOIDES

El escafoides es un hueso pequeño, con una morfología muy particular, cuya función consiste en facilitar la movilidad de la muñeca, y es el punto débil de ésta en lo que a lesiones se refiere: la fractura de escafoides representa el 11% de las fracturas de mano y el 60% del total de fracturas del carpo.

Diagnosticarla correctamente es difícil, ya que presenta muy pocos signos clínicos; su rasgo distintivo, que preferiblemente debe confirmarse mediante radiografías, son el dolor y el edema en la tabaquera anatómica.

En nuestro equipo optamos por el tratamiento quirúrgico de las patologías de escafoides, ya que permite una mejor recuperación en un menor plazo. Se realiza una reducción cerrada de la fractura, y posteriormente ésta se repara por osteosíntesis, utilizando un tornillo de compresión de forma percutánea.

Web

FRACTURA DE RADIO DISTAL

Se trata de una fractura común del radio, a diferencia de la fractura proximal (en la zona cerca del codo), que es menos habitual. La elección del tratamiento dependerá de las características de la lesión, y se optará por la cirugía si la fractura presenta alguna de estas características:

  • Fractura intra-articular, con la presencia de escalón articular: el escalón articular se da cuando las superficies de la articulación quedan mal alineadas, y puede dar lugar a artrosis post-traumática.
  • Desviación dorsal o volar del fragmento distal.
  • Hundimiento y acortamiento radial: ocasiona dolor, incremento de la carga que debe soportar el cúbito y posibilidad de rotura de los cartílagos de la muñeca.

El tratamiento quirúrgico que aplicamos se basa en la reducción abierta de la fractura y la osteosíntesis con una placa de radio distal con diseño anatómico; dichas placas permiten la máxima adaptación al hueso y a su entorno y facilitan una rápida recuperación, con control vía artroscópica.

radio distal



No Comment